Recuperando sensaciones de juventud

Cuando yo era un chaval, alla por el 95, le daba muchísimo a la MTB.  Sobre todo en verano. Cogía la bici, salía de Potes y subía a los puertos de Áliva, a San Glorio, al pico Bistruey en bici. Llegué a hacer algunas barbaridades que a día de hoy no se como pude hacerlas, pero me encantaban y me dejaban una sensación de felicidad terrible, de haber hecho DEPORTE con mayúsculas. Me encantaba

Luego lo fui dejando. Tuve una fase en la que hice muy poco deporte, allá en la universidad. Cuando volví a retomar el deporte pasé al gimnasio y a correr. Sobre todo el tema de correr empezo a ser mi deporte favorito (y lo sigue siendo), porque además lo prácticaba bastante cuando era un enano, y es un deporte muy agradecido en el sentido que siempre está ahí, y que en cualquier momento lo puedes practicar. Y además correr también me ha encantado siempre y me ha proporcionado esas sensaciones de hacer deporte de verdad. Así, poco a poco la bici quedó a un lado. No debería ser así, porque se puede hacer de todo, y más las personas que disfrutan (o disfrutamos) de hacer cualquier clase de deporte.Pero así fue. Así que salvo alguna salida esporádica en bici, igual hacía 15 años que no hacía bici en serio.

Ahora que no puedo correr y solo puedo darle a la bici, estoy saliendo muchos días, empezando a hacer cosas bastante interesantes. Pero sobre todo estoy recuperando aquellas sensaciones olvidadas, de sufrimiento sobre la flaca, de esfuerzo, sensaciones de estar haciendo puro deporte, sensaciones de juventud.

Creo que en adelante voy a darle algo más a la bici que hasta ahora, pueda correr o no.

image

image

Sigue leyendo

Anuncios

Entrenamiento cruzado

image

El viernes pasado quede con Jaime, compañero del Páris, para rodar con él unos 50′ minutos. Para él era un entrenamiento suave, ya que el hoy corre el cross de suances. Para mi, tenía que ser una toma de contacto sobre como anda mi lesión. La conclusión es que no se me acaba de quitar, ya que sigo teniendo molestias en el isquio. Hay que decir que no tuve dolor, cosa que es un avance, pero despues de media hora de rodaje muy suave, las molestias volvieron. Y además cada minuto que pasaba eran mayores. Estoy seguro que si hubiera seguido corriendo un par de kilómetros habría empezado a doler.

En vista de eso, el sábado decidí probar la bici, en la idea de que es un deporte menos lesivo, que me puede permitir no perder demasiada forma, y que por sus características no me debería hacer trabajar el isquio demasiado.  Y así fue. Las sensaciones fueron tan buenas,  que parecía que no existia ni lesión ni molestias. Tan es así que estuve a punto de dejar la bici y ponerme a correr. Aún asi, disfrute mucho la mañana en MTB.No la suelo coger  mucho pero la verdad que cada vez que la cojo también me gusta mucho, no tanto como el correr, pero es muy disfrutona. Ayer pense que igual ahorro un poco y me compro una bici de carretera en cuanto pueda.

Además disfruté la mañana doblemente por la compañía, ya que aprovenchando que los Parisinos estaban haciendo sus bosques, me junte con ellos y les acompañe un buen rato. Primero a los galgos, que estaban con su preparacion otoñal de crosses y 10000. Luego a Jose Alberto que se quedó solo, ya que él está haciendo su preparación para Donosti y le tocaban 5 bosques. Durante un rato estuve acompañando a Alberto, un gran aficionado a la bici también (www.atletaparis.blogsopt.com) y coméntabamos al hilo del tema lesiones que a los corredores nos parece muy complicado pensar que metiendo menos kilómetros en nuestro volumen semanal podamos mantener o incluso mejorar nuestras prestaciones, pero que eso los triatletas lo tienen muy claro. Ellos meten bici, aprovechan esas sesiones como sesiones de volumen, y se lesionan la mitad.  Os quería dejar un video de Jaime Menendez de Luarca, reconocido triatleta y entrenador de Tri, que lo tiene muy claro y lo explica muy bien.