Los propositos de año nuevo

Ya se acaba el año y llegan los inevitables propósitos de año nuevo. En el caso de los corredores siempre tienen mucho que ver con marcas que queremos alcanzar o carreras que queremos competir, o incluso entrenamientos que queremos hacer.

Como algunos sabéis, se cierra en mi caso un año malo en lo deportivo, que se suma a otro año, el 2011, bastante irregular también. Tengo problemas físicos como ya comenté en esta entrada : https://gudurix.wordpress.com/2012/10/28/analizando-las-causas/ y no consigo encadenar entrenamientos consecutivos, ni continuidad ni nada. Así que de alguna manera, echando la vista atrás , me extraña no haber cerrado este blog (en el que pretendo contar mis vivencias en una actividad que no hago) y por otro lado seguir queriendo correr.

Lo que si es cierto es que la motivación se resiente. En mi caso, lo estoy notando ahora. Vuelvo a estar bien de mi última lesión, y podría correr 6 días a la semana si quisiera. Pero me falta motivación para volver a entrenar como antes. Dentro de mi quiero entrenar bien de nuevo, con intensidad, volumen y motivación. Pero cuando llega el día a día, salir a entrenar me cuesta. Si tengo entrenamiento con gente me resulta fácil y lo cojo con ganas, pero salir a hacer una hora de rodaje yo solo, ahora mismo me motiva poco. Y lo mismo podría decir de la alimentación: no encuentro ganas de cuidar mucho lo que como y perder algo de peso.

Así que en mi caso para el nuevo año pido MOTIVACIÓN y SALUD. Con estos dos ingredientes el resto de cosas vendrán rodadas, y podré plantearme retos, marcas, y seguir entrenando que al fin y al cabo es lo que nos gusta.

Antes de que acabe el año quiero tambier dedicar un saludo especial a la gente que lo anda pasando mal. En especial a la gente cercana a mi. Por ejemplo a Alberto (www.atletaparis.blogspot.com). Suena a tópico pero deseo de corazon que las cosas salgan bien y el año que entra sea realmente féliz.

Para todos ellos les dejo un poco de música, que hace tiempo que no pongo. No es una canción navideña, ni para levantar el ánimo, pero es una joya de una de las primeras actuaciones de los fantásticos G&R

Anuncios