Analizando las causas

Hace dos semanas tuve que hacer un parón forzoso en mi preparación del #DonostiMaraton2012 por una contractura (¿o minirotura?) en el isquio mientras hacía mi tirada larga. Llevaba 18 km a 4:35, iba bien y cómodo sin molestias, en una semana de mucha carga. Me paré a esperar a mis compañeros del Páris para hacer la última parte acompañado. Al volver a rodar creo que me quedé frío y me pegó un latigazo en la pierna que me dejó seco. Muy doloroso. Tras dos semanas de reposo total, ayer volví a salir y se me  reprodujo la lesión, por lo que me toca olvidarme una vez más de mi objetivo (¿Y van…..?) y parar para recuperar.

Esta vez me ha dolido bastante la lesión, a nivel anímico. Tenía mucha ilusión por preparar Donosti, y ya llevaba un buen trecho recorrido. Y de buenas a primeras, sin avisar, tengo que volver a parar después de un año bastante malo como el pasado.

Creo que necesito replatearme ‘el porqué’, las causas de que,  cada poco tiempo, tenga una lesión muscular. Si tengo suerte y dura poco tiempo me tiene un par de semanas parado. Pero muchas veces dura más, y que hace que, por ejemplo, en los últimos 3 años puedo haber corrido, de manera neta, apenas 10-11 meses.  Esto puede ser un poco sorprendente, pero no hay más que revisar el blog y comprobarlo.

Posibles causas:

Mucho kilometraje. Esta es la primera causa que se me ha ocurrido. Es una causa posible, pero en mi fuero interno creo que no es muy probable. En general acepto muy bien la acumulación de kilómetros. Es cierto que enseguida estoy haciendo 80-90-100 kilómetros casi en cualquier preparación, pero los ritmos no son altos en general y no suelo sufrir muscularmente con ello. Por otro lado seguro que con menos volumen correría menos riesgo de lesionarme, es evidente, pero sinceramente no creo que esa sea la causa principal.

Intensidad: Creo que totalmente descartado. Sí que es cierto que yo, en cuanto meto mucha intensidad tengo problemas, pero es que, en general,  NO meto intensidad. Me comparo con mis compañeros del Páris y creo que junto con Alberto (www.atletaparis.blogspot.com) somos los que más moderados somos: calentamos al ritmo que hay que calentar, vamos lentos en los rodajes suaves…..Estoy casi seguro que esa tampoco puede ser la causa.

Peso: Suelo tener mucha variación de peso a poco que paro, y cuando vuelvo a entrenar mi cuerpo sufre el exceso de peso. Esto si puede ser una causa, porque claro, ya empezamos a sumar cosas: muchos kilómetros, algo de peso de más….

Alimentación: Quizá me falte algún elemento y no me doy cuenta: Magnesio, potasio, cualquiera sabe. Esto sería bastante complicado de comprobar, porque aunque una analítica me de bien tampoco sería indicador de nada.

Pisada: Creo que aquí sí que puede haber algo: piso muy mal, tengo un estilo raro, poco natural, y el cuerpo, con el paso de los kilómetros puede sufrir mucho. En mi caso por ejemplo cada pié pisa de una manera, y claro eso crea una descompensación. No se si estoy se podría corregir con el tema minimalista, del cual tengo mis dudas de que realmente sea una opción realista.

Descompensación muscular: Este es un aspecto que tengo muy descuidado. No hago prácticamente nada y creo que, aunque igual no sea una causa de mis lesiones está claro que si fortalezco me protejo de las lesiones.

Es posible que sea una mezcla de todo. Creo que intentaré por el momento cuidar la alimentación y de camino bajar el peso, y mientras fortalecer mucho. Ha llegado la hora del Gimnasio.

En cuanto a una de las cosas que creo que más me puede afectar, que es mi estilo de correr, no tengo muy claro que hacer para corregirlo como un todo: pisada, cadera, zancada….Curiosearé entre conocidos, preguntaré al mister…a ver que saco en claro

Anuncios

3 comentarios

  1. Muy buen análisis. El volumen que haces es alto pero tampoco una burrada. Lo que creo que puede ser causa de lesión es la subida brusca de km cuando empezaste la preparación maratoniana. En el plan entras con muchísimos kilómetros semanales desde el principio viniendo de semanas mucho más light. Quizá eso combinado con la acumulación de esfuerzos provoque que te rompas. Una teoría mía sin más 🙂
    A todo esto, ¿cómo llevas la recuperación?

  2. […] el 2011, bastante irregular también. Tengo problemas físicos como ya comenté en esta entrada : https://gudurix.wordpress.com/2012/10/28/analizando-las-causas/ y no consigo encadenar entrenamientos consecutivos, ni continuidad ni nada. Así que de alguna […]

  3. Pues yo lo tengo bastante claro, es un problema de descompensación muscular. Ya conoces un poco mi trayectoria, de pronador que nunca podría correr sin plantillas a corredor minimalista. Primero me libré de las plantillas y ahora estoy en librarme de las zapatillas amortiguadas con controles… ¿cómo? con fortalecimiento y paciencia. Isquios, cuadriceps, gemelos, core y pies fuertes son un seguro (no a todo riesgo, ojo) contra lesiones.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s